atrás

 

retrato de Chirico

 

Giorgio de Chirico (1888-1978), pintor italiano de origen griego, creador del movimiento metafísico junto a Carlo Carra. Nació en Volo, Grecia. Estudió arte en Atenas y en Munich, muy influenciado por las obras del pintor romántico suizo Arnold Böcklin. Se instaló en Paris el año 1911, donde comenzó a pintar los enigmáticos paisajes que le dieron fama, como Plaza de Roma (1913, colección particular, Milán) y Misterio y melancolía de una calle (1914, colección particular, Connecticut). Sus primeras obras, con sencillos recursos de perpectiva e intenso cromatismo onírico, nos trasladan a través de un acentuado claro-oscuro a un universo desolado de angustioso vacio existencial no exento de oscura  poesía.. En Ferrara en 1915, de Chirico trabó amistad con el pintor futurista Carlo Carrà; con quien funda la revista Pittura Metafisica en 1920. Los extraños maniquíes de sastre y sus naturalezas muertas en las que objetos, que no tenían ningún tipo de relación entre sí, se encontraban envueltos en atmósferas alucinadas, ilustrando brillantemente la famosa formula de Lautremont tan celebrada por André Bretón y los pintores surrealistas (Las musas inquietantes, de 1917). Pintores como Tanguy, Dalí o Máx. Ernst fueron muy influenciados por el arte de Chirico entre 1925 y 1935. Por esa época regreso a Italia donde su estilo cambió radicalmente, adoptando una técnica de dibujo de inspiración tradicional y de corte academicista, centrando su trabajo, fundamentalmente, en el retrato.

La angustia de la partida

La angustia de la partida

 

Héctor y Andrómeda

Héctor y Andrómeda